Cualidades de un buen Probiótico

CUADRO COMPARATIVO

CUALIDADES IDÓNEAS EN UN BUEN PROBIÓTICO CUALIDADES DE LOS PROBIÓTICOS GÉNESIS
Tener especies de bacteria no manipuladas Genéticamente. Aunque algunas manipulaciones genéticas parecen mejorar ciertas cualidades de las especies, no sabemos bien las consecuencias de hacer esto a medio plazo. Además, en ciertas ocasiones se ha observado que las manipulaciones genéticas pueden hacer perder a las bacterias otros atributos beneficiosos. Génesis sólo emplea cepas no modificadas genéticamente, que han sobrevivido a todo tipo de adversidades en la naturaleza y han demostrado ser las más fuertes a lo largo de millones de años.

Pocas marcas pueden presumir de tal pureza entre sus cualidades.

Nuestras cepas provienen de fuentes naturales originarias de los montes Balcanes de Bulgaria, y se han ido recogiendo y aislando una a una en un periodo de más de 50 años.

Tener una buena combinación de especies y cepas, de modo que estas no compitan entre sí, sino que se potencien. Las cepas de Génesis se prueban en laboratorio, en su medio de cultivo idóneo, comprobando su compatibilidad. Los fundadores de Génesis son, en su gran mayoría, científicos expertos en el mundo de los probióticos.

Algunas fórmulas del mercado han sido diseñadas con un criterio más comercial que científico.

No llevar ningún aditivo, lo que asegura que las cepas –que son sensibles a la vibración y al calor- no resulten dañadas al mezclarse con estos agentes de carga, para lo cual se usa una fuerza física que produce también calor. Génesis es prácticamente la única marca del mercado sin ningún aditivo añadido. Tan sólo probióticos liofilizados 100%.
No sólo elegir las mejores especies y cepas (variantes dentro de la especie) sino cada partida que sale de la fábrica por su actividad y capacidad fermentativa.  Las bacterias, al tratarse de seres vivos, aun perteneciendo a la misma especie y cepa, están sometidas a las mismas leyes que otros seres vivos en la naturaleza, donde unos individuos gozan de más fuerza vital que otros. De este modo, se dan bacterias de la misma especie y cepa que resultan más débiles que otras, científicamente iguales. Son partidas de cepas “vagas”, que no fermentan bien la leche ni colonizan bien los intestinos, debiéndose buscar por tanto los individuos con actividad fuerte, que producirán  también colonias fuertes. Génesis no sólo selecciona las mejores especies y cepas sino que comprueba la fuerza de cada partida que sale de fábrica, desechando las partidas débiles, pues una buena parte de sus clientes -en los países europeos y en Rusia-  emplean sus bacterias para la producción industrial de yogur.  Por ello, Génesis busca siempre cepas con una actividad y capacidad fermentativa fuerte. Esta capacidad es también  garantía de un mayor vigor dentro del organismo humano. Por ello se podría decir que Génesis selecciona sólo “supercepas superactivas” en cada partida y en cada píldora.
Muy pocas marcas comprueban la capacidad fermentativa,  actividad o vigor vital de cada partida que lanza al mercado.
Pasar refrigerados el mayor tiempo posible. Por mucho que numerosas marcas indiquen que sus cepas no precisen conservación en frío, la refrigeración puede duplicar o triplicar el tiempo de vida de las mismas, e incluso evitar que perezcan. Los probióticos de Génesis, aunque pueden soportar algunos meses sin refrigeración en condiciones normales, no han pasado más de 2 ó 3 días desde que salen de fábrica en Bulgaria hasta que llegan a la tienda en España.
Tener una gama variada de productos de calidad, con distintas combinaciones. Cada persona goza de una flora intestinal distinta, por lo que debe probar varias combinaciones de probióticos, con el fin de encontrar las cepas que encajen mejor con en el perfil de su flora. Génesis tiene tres tipos de probióticos en píldoras y siete tipos de fermentos de yogur y kéfir, con distintas aplicaciones terapéuticas.

Además, cuenta con uno de los mejores probióticos de uso infantil, el Bifidobacetrium complex, clave para la construcción de un sistema inmune fuerte.

Haber sido cultivados con el alimento idóneo para las bacterias, y con el mayor rigor posible. Algunas empresas eligen especies de probióticos por su resultado en los experimentos de laboratorio; pero si las mismas cepas del experimento no se cultivan de la mejor forma posible,  no producen el mismo efecto. La mayoría de las marcas encargan las cepas a terceros productores, sin conocer a fondo todo el proceso de producción. Génesis no sólo comercializa sino que cultiva sus propias cepas desde 1960, en unas instalaciones con prestigio internacional en Sofía, Bulgaria. Génesis además comercializa sus productos en más de 30 países de varios continentes.
Tener un sistema de transporte y liberación eficaz  en los intestinos,  para lo cual existen solamente tres métodos:

1. Incorporar los probióticos a un medio natural, en un alimento fermentado. Esta es sin duda la mejor manera de tomar probióticos.

Las formas más populares serían el yogur o el Kéfir.

2. Las píldoras sin protección entérica con cepas muy activas, que se toman con la comida, cuando el ph del estómago se parece al del intestino. En este caso las bacterias, al gozar de una naturaleza muy activa,  empiezan ya a alimentarse y multiplicarse en el estómago, rodeadas de la protección que brinda la comida, a modo de matriz, y de un ph más alto.

La mayoría de los probióticos del mercado siguen este segundo  método, pero no siempre se ha comprobado que las cepas posean una actividad alta.  Además, -de modo incomprensible- se aconseja tomar estos probióticos antes de las comidas, con el estómago vacío, por lo que la supervivencia de las bacterias resulta  mínima –como lo indican numerosos estudios científicos-. Sólo los probióticos con protección entérica deben tomarse con el estómago vacío.

3. La protección entérica, tomando las píldoras con el estómago vacío. Dicha protección impide a la píldora abrirse en el estómago, pues en este estado liofilizado (vivo pero inactivo), las bacterias son mucho más vulnerables a los ácidos estomacales. La píldora se abriría en el intestino delgado.

Génesis ha optado por las opciones 1 y 2. Para el primer sistema de liberación, nuestra empresa cuenta con una gama de fermentos de yogur y Kéfir de alta calidad, empleadas por prestigiosas marcas de yogur, y que producen también un excelente producto casero, con leches vegetales y animales.

 

Para la segunda opción, Génesis elige la misma gama de bacterias  superactivas que en la primera, pero introducidas en píldoras que se liberan en el estómago, tomadas en medio de la comida o justo al final de esta. (IMPORTANTE).

 

Los análisis de heces realizados en nuestros laboratorios confirman que esta forma de ingerir los probióticos resulta también efectiva y coloniza los intestinos.

Tener una cantidad suficiente de  células vivas viables, al menos  dos mil millones. Aunque algunos probióticos ostentan  cifras de varias decenas de miles de millones, no existe un criterio claro y unificado en la contabilización de las células viables. Por eso, la gran cantidad de dichas células en algunas marcas no siempre refleja toda la realidad, pues al tener también agentes de carga, no parece haber espacio para tal cantidad en una pequeña píldora, por lo que habría que verificar el sistema de contabilización.

Además, en un probiótico es más importante la calidad que la cantidad, pues de nada sirve un gran número de bacterias con una actividad reducida.

Los probióticos Génesis en píldoras cuentan, al menos,  con 6,2 mil millones de células vivas viables en el momento de producción.
Los fermentos para hacer yogur o kéfir alcanzan la cifra de 25 mil millones, multiplicándose en número mucho mayor,  al fermentar la leche o bebida vegetal.
Haber comprobado la ausencia de  fagos. Los bacteriófagos o fagos  son virus que no afectan ni dañan al ser humano, pero que destruyen a las bacterias. Hay fagos específicos para cada bacteria, de modo que si el probiótico ha sido contaminado por estos virus, las bacterias serán destruidas antes de tan siquiera haberse abierto la píldora. Génesis comprueba que cada partida esté libre de fagos así como de otros agentes contaminantes.
Someterse a análisis de laboratorios externos. Existen laboratorios externos que han demostrado las calidad de nuestas bacterias, sobre todo de la L. Bulgaricus.
Haber sido probado de forma eficaz por muchas personas y ser conocido y recomendado por médicos. Génesis es recetado y recomendado por un gran número de médicos y vendido en las farmacias de Bulgaria, el país de los probióticos.
Información transparente Además de la información mostrada en los distintos envases, en nuestra página web hallará una explicación minuciosa y detallada de todos nuestros productos. También tiene la opción de preguntar cualquier duda a nuestro equipo técnico, compuesto por científicos expertos en el campo de los probióticos.
GenesisProbioticos
Menu