Vitaminas, minerales y enzimas

La mayoría de las leches y bebidas vegetales del mercado han sido pasteurizadas o han sufrido un proceso UHT (Ultra High Temperature). En el primer caso, se somete la bebida a una temperatura de 72º C durante unos 15 segundos. En el proceso de UHT, la bebida alcanza una temperatura de unos 150ºC, entre 2 y 6 segundos. Dentro del sector de los zumos, suele ser más corriente la pasteurización, mientras que entre las leches y bebidas vegetales se emplea mucho más el método UHT.

Cuando la leche o bebida vegetal sufre este calentamiento, ocurren las siguientes alteraciones en sus propiedades:

  • La vitamina C, se pierde del todo.
  • La vitamina B1 se desnaturaliza a partir de los 100º C
  • La vitamina B5 ó ácido pantoténico se pierde.
  • La vitamina B6 se pierde, incluso con la  pasteurización.
  • La vitamina B9 o ácido fólico se pierde, sobre todo con el proceso UHT, o hirviéndola más de 5 minutos.
  • La B12 soporta la pasteurización, pero se destruye con el  método UHT.
  • El calcio se vuelve insoluble, lo que hace que se absorba en mucho menor medida en el organismo humano. Otros minerales, por el contrario, permanecen intactos.
  • Las enzimas, importantes para la digestión, se destruyen del todo.

Junto a ello, en el proceso mecánico de mover, agitar, y –en las bebidas vegetales- moler los granos o semillas, pueden darse los siguientes cambios:

Las vitaminas A,  E y K,  muy sensibles al contacto con el aire y  la luz, han podido oxidarse, produciéndose consecuentemente numerosos radicales libres.


Muchas marcas del mercado, tras estos procesos de calentamiento que merman los nutrientes,  agregan vitaminas y minerales a sus bebidas. Sin embargo, estos nutrientes añadidos son siempre de origen sintético -habitualmente provenientes del petróleo-, no orgánico o natural, y por tanto  con un índice de absorción muy bajo,  menor al 5%.

POR ESO, FERMENTAR LAS LECHES Y BEBIDAS VEGETALES ES LA MEJOR MANERA DE DEVOLVER A ESTAS BEBIDAS LAS VITAMINAS NATURALES QUE HAN PERDIDO EN EL PROCESO UHT Y EN LA PASTEURIZACIÓN.

Los probióticos, al fermentar la leche -transformándolas en yogur o kéfir- PRODUCEN DE FORMA NATURAL:

  • Vitamina A
  • Todas las vitaminas del grupo B: B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9 y B12.
  • Vitamina K.
  • Enzimas, importantes para la digestión de diferentes nutrientes.

Y AUMENTAN LA BIODISPONIBILIDAD DE MUCHOS MINERALES:

Cobre, Calcio, Magnesio, Hierro, Manganeso, Potasio, Zinc.

ALGUNAS CEPAS PUEDEN TAMBIÉN INCREMENTEAR LA ABSORCIÓN DE LA VITAMINA D.

LOS PROBIÓTICOS TIENEN ADEMÁS UN EFECTO ANTIOXIDANTE, pudiendo ejercer también una función protectora contra los radicales libres.

GenesisProbioticos
Menu